Seleccionar página

¡ Bienvenidos a... BAILEN.TV !

Disfruta de nuestra plataforma OTT de contenidos on-line y a la carta por tan solo 4 € al mes.

CaNAL 24h 

Si quieres ver el canal a pantalla completa, pulsa aqui

Sobre Nosotros

Bailen.TV

Productora Audiovisual EntreSueños es una empresa dedicada a prestar servicios audiovisuales relacionados con la videografía en general, tanto video social como producción de Eventos, Publicidad, Webs, Corporativo, Cine, TV. Video musicales, etc.

Nuestra Historia

..UNA BREVE HISTORIA DE 16 AÑOS.

(Si, si, 16 años enteritos)

Dicen que echar la vista atrás a veces marea y otras produce incredulidad por lo acontecido o vivido. Nosotros no somos de marearnos mucho, pero si es cierto que analizando minuciosamente aquel 8 de Octubre de 2004, día en el que obtuvimos nuestra primera cámara; una AIRIS VC004, una joya de mano con más buenas intenciones que prestaciones, se puede considerar como el nacimiento de lo que hoy viene a ser todo este tingladillo que tenemos montado, y si, marea un poquito. Ese día fue el amanecer de una época. El nacimiento de una afición que aunque ya venía de atrás, muy atrás, ese día pasaba a convertirse en algo físico, en algo material. Se convirtió en un estado sólido de la materia que es moldeable pero indestructible. Aquel 8 de octubre, sellamos sin saberlo si quiera, nuestro futuro. O al menos lo que creemos que ahora es nuestro presente.

A partir de ese momento, Airis en mano, comenzamos a hacer mil sketches con familiares y amigos, grabaciones de Semana Santa, montajes de video promocional de cofradías, eventos sociales de amigos, familiares, compañeros, amén de un sinfín de miniproducciones que nunca vieron la luz, pues se quedaban más para disfrute en el ámbito familiar.

Así llegamos a finales de 2010. Como si un rayo de luz nos hubiese entrado por la frente y salido por el culo, colmando a su paso de energía y entusiasmo todo nuestro ser, decidimos elaborar nuestro primer guion más a lo bestia. Decidimos adentrarnos en algo que, si bien nos era conocido por nuestra pequeña experiencia años atrás, nos suponía un mundo totalmente desconocido para nosotros al tratarse de una producción en la que se requerían sonidistas, cámaras, producción, maquillaje, actores, ensayos, montaje mucho más profesional, posproducción… ¡¡Puff!! Era algo demasiado grande. Un abismo. Y la pregunta surge por si misma; ¿Estábamos un poco acojonados? No señor, nada de eso. Un poco no… ¡¡Muchísimo!! Pero con el espíritu de quien siempre quiere alcanzar nuevas metas y afrontar retos diferentes y apabullantes por sus dimensiones, no nos achantamos. Miramos lo que se nos venía encima de frente y pensamos en que si queríamos, podíamos. Y así, de aquella manera, con mucha jeta, muchísimo morro, sin un puto duro y poniendo a los amigos en el compromiso (prácticas que aun usamos hoy día) conseguimos construir un pedazo de equipo de 26 personas. 26 valientes que se pusieron de nuestra parte y decidieron caminar a nuestro lado. 26 nombres y apellidos que hoy, aún perduran en nuestro corazón. Un equipo, eso sí, en el que quien más sabía de cine, al menos en aspectos técnicos, era aquel capaz de diferenciar un micrófono de una claqueta. ¡Acojonante! Cierto, pero motivador e ilusionante hasta la saciedad.

Y llegó el día. Tras unos meses de preparación, esperando que llegasen las vacaciones para poder juntar a toda la cuadrilla, los nervios a flor de piel y la mente abierta a todo lo que pudiera pasar, echamos a andar. El pistoletazo de salida lo dio nuestra primera claqueta (casera, hecha de madera) sonando un 17 de Julio de 2011 a las cinco de la tarde aproximadamente. Ahí comenzamos a darle vida a lo que sería nuestro primer cortometraje público; “El Metrónomo” cuyo estreno se llevó a cabo el 16 de Septiembre. En aquel año, había nacido no sólo El Metrónomo, sino también la productora Iracame, que un año más tarde pasaría a ser Irakam Caspel.
Para los poquitos que conocéis nuestra historia en su totalidad, sé que he obviado decir que antes de Iracame, nuestro nombre artístico era; Las Leches Producciones… pero eso dejémoslo escondido detrás de un estúpido velo…

Y así continuamos haciendo cine, producciones de todo tipo, eventos, publicidad… Sin darnos cuenta no parábamos de realizar, de producir, de crear… No nos esperábamos algo así, pero ya que había surgido y no se nos daba nada mal, lo vimos claro. Queríamos hacer de la experiencia adquirida durante todos aquellos años, nuestra forma de vida. Entendimos que podía funcionar, nos arriesgamos y seguimos adelante.

Fue en 2014 cuando nos hicimos empresa oficial y necesitábamos cambiar de nombre. Comenzamos a estudiarlo paralelamente a nuestro trabajo, pero no llegábamos a un acuerdo común. Sólo sabíamos que el nombre no podía continuar como estaba. Irakam estaba chulo, pero confundía, y el detonante saltó definitivamente en un concurso. Uno de los presentadores, muy majo él y del que intuimos que ese día no se había puesto las gafas de cerca, nos denominó como Morcón Producciones ¡¡ni más ni menos que ¡¡»Morcón Producciones»!! Y hombre, sabiendo que estamos en Bailén y que esas cosillas de momento calan hondo en sus vivarachas y alegres gentes, decidimos adelantar cuanto antes el cambio de nombre, fuera a ser que más pronto que tarde se nos empezara a conocer como “Los Morcones”

Pero no hallábamos un nombre que nos terminara de convencer. Todo eran sugerencias por parte de nuestros allegados y amigos, aunque nadie daba con la tecla. No nos gustaba nada de lo que proponíamos ni de lo que nos aconsejaban, hasta que un día, con la necesidad apremiante de establecernos con un nombre definitivo y que sirviera para identificarnos de una manera profesional, nos sentamos a ver como lo hacíamos. Recuerdo aquella tarde. Dos cafés, dos libretos y dos plumas… De esa reunión tenía que salir nuestra ansiada nomenclatura… y salió. ¡Vaya que si salió! Llegó sola. No traída por nadie. Un nombre que no hubo que inventar por parte de ninguno de nosotros, porque nuestro nombre definitivo estaba ahí. Desde muchos años atrás. Nuevamente teníamos algo esencial delante de nuestras narices pero no lo veíamos. Nos acompañaba en silencio desde 2004, se intensificó en 2010, se hizo enorme en 2013 y aun así no éramos conscientes de ello. Pero estaba ahí. De una manera vital pero prudente había ido marcando los pasos a seguir en nuestro camino. Este texto, que escribí justo aquella noche, tras una larga reflexión en la soledad de mi estudio, me ayudó a definir bastante bien por qué llamarnos como nos llamamos:

“De todos es sabido que existen dos mundos totalmente diferentes; uno que se ve, que es palpable, real… y otro que se esconde detrás de cada uno de nosotros; nuestro mundo, nuestra historia, nuestra existencia. En algún momento de nuestras vidas, el que más y el que menos, ha llegado a cuestionarse la conciencia del espacio en el que vivimos para preguntarse por la procedencia del lugar del que venimos. La respuesta es tan dispar como la mente humana. Pero hay un tipo de mentes que va más allá. Un tipo de personas que no admitimos pertenecer a ninguno de los dos mundos concretamente, si no que preferimos morar en el fino umbral que los separa. A los que gozamos de esa mentalidad, no se nos hace raro pensar que los sueños nos dan la vida, pues incluso las personas somos fruto del sueño de algún Dios que otrora decidió jugar a ser hombre. En una época en la que definir y diferenciar lo supone todo, aquellos que vivimos en la delgada línea que separa lo real de lo onírico nos podemos considerar afortunados, pues el maravilloso universo de los sueños es tan infinito como la imaginación del ser humano, y tan pulcro como la sonrisa del niño que sabe que algún día, verá cumplidos sus deseos. Los que saben mirar desde ese umbral, tienen el privilegio de sentir el latido frenético de la magia en su corazón y la emoción constante de la mente expandida que viaja a lugares asombrosos rodeada siempre de seres extraordinarios. Unos seres que no dudan en volcar sus virtudes y canalizar sus anhelos alrededor de nuestro ser de una forma altruista, fraternal, sabiéndoles en todo momento fieles compañeros de viaje en ese camino hacia el infinito, en busca del mágico y feliz mundo de los sueños.

Por eso, porque no hay nada más maravilloso que vivir con la constante sensación de sentir siempre cerca la felicidad, decidimos que no hay nada mejor, que vivir siempre Entre Sueños.”

Entresueños Productora Audiovisual. Ahí estaba. Ya éramos lo que siempre quisimos ser. Al menos el nombre lo teníamos. Y analizándolo todo bien, vimos que además, ya contábamos con nuestras cámaras profesionales y sus mil accesorios, equipos profesionales, material de rodaje y equipos informáticos. Teníamos también nuestro estudio, la experiencia, la formación… Sin darnos cuenta nos habíamos convertido en una empresa que se dedica a la creación audiovisual en muchas de sus vertientes. Serios, profesionales, intentando siempre hacerlo lo mejor posible y dándolo todo por nuestros clientes y por los proyectos en los que nos embarcamos. En definitiva, como si estos doce años desde 2004 hasta hoy, hubiesen pasado en un abrir y cerrar de ojos, nos vemos de pronto cumpliendo nuestro sueño de trabajar en algo que amamos, con la satisfacción de hacerlo convirtiendo los sueños de mucha gente en una realidad audiovisual. Nuestra experiencia ya está ahí y nuestra trayectoria también, ambas tuvieron a bien adherirse a nuestro corazón, presente desde un principio en todo lo que hacemos, y comprobando como todo junto conforma lo que somos, en lo que nos hemos convertido y por lo que vamos a seguir luchando y trabajando día a día para seguir creciendo y aprendiendo.

Gracias a todos los que han creído en nosotros, a los que creyeron, a los que nos acompañaron y a los que aún nos acompañan. A los que fueron y serán, a los que son, a los que están cuando se les necesita y a los que contra vientos y mareas, siempre han estado. Gracias a los que vinieron un momento y se quedaron y a los que se fueron después de muchos y muy buenos momentos. En definitiva, gracias a todos los valientes peregrinos que se aventuraron y se aventuran en seguirnos en este camino por el fino umbral que separa el mundo real del onírico, en busca siempre de la felicidad. Gracias de corazón, porque junto a todos vosotros es mucho más fácil vivir Entresueños.

Productora EntreSueños

CONTACTA con nosotros si quieres suscribirte o hacernos alguna sugerencia.

1 + 15 =